Con el llamado y la intención de comunicar el amor de Dios a través de la música, nace en 2017: AMÉN, un ministerio puesto en marcha por un grupo de cuatro jóvenes argentinos emprendedores y de corazones rendidos a los pies de Cristo.
AMÉN, significa en hebreo ‘así sea’, refiere a una confirmación absoluta de la voluntad perfecta del Señor. El término AMÉN fue utilizado en la adoración colectiva del antiguo Israel. En primer lugar, como una respuesta a la alabanza dada a Dios y, en segundo lugar, como una respuesta a la oración. Al decir AMÉN, uno está reconociendo que la palabra que se ha escuchado es válida, segura y digna de ser cumplida, sea una palabra de alabanza, una palabra de oración, o exhortación; se expresa el compromiso a cumplir con un voto. Así, con esta pequeña palabra que se centra en la idea de la verdad de Dios, este grupo musical quiere reflejar un SÍ sin condiciones a participar en la misión evangelizadora.
Sus presentaciones se caracterizan por incluir alabanzas y adoraciones de un carácter melódico y tranquilo, intercaladas con momentos de reflexión bíblica, invitando a los oyentes a orar con música y a retribuir al amor del Padre con un AMÉN genuino en cada área de la vida. Cada canción elegida (covers o canciones de autoría propia), reflejan la verdad de la Biblia y, al finalizar oraciones con un AMÉN, se enfatiza el acuerdo con la certeza del contenido de la oración misma.
Como dato de color, las letras de la palabra AMÉN se conforman con los nombres de sus integrantes: ALEJANDRO BENJAMÍN (cantautor, guitarrista), MARIÁNGEL (violinista), ESTEFANÍA (percusionista) y NATACHA (voz principal).